Fecha:24 marzo, 2018 Categoría

Zaqueo, una nueva imagen que viene a complementar el misterio de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús entrando en Jerusalén de Villanueva del Arzobispo en Jaén.

Se trata de una imagen de talla completa y de 1’17 m de altura, presentada el 25 de marzo de 2018 en la Parroquia de San Andrés apóstol de Villanueva del arzobispo.

Personaje poco representado, aparece e el evangelio de San Lucas 19, 1-10. Es menester saber de Zaqueo, que aparte de recaudar impuestos para Roma, era un publicano de clase social alta y de baja estatura, que se subió a un árbol para ver pasar a Jesús. Cristo lo escogió para ir a su casa a hospedarse, no para decirle que le estaba vedada su participación en determinados actos de su iglesia, si no como muestra de que todos tenemos cabida en la vida cristiana que él vino a proponer.

El Domingo de Ramos es el arranque de la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor y es, a pesar de la inminente muerte terrenal de Cristo, un día festivo y alegre del que disfrutan especialmente los niños en quienes reside la bondad y la inocencia. Por tal motivo al Zaqueo de Villanueva, se le representa con aspecto de niño, con expresión de júbilo y gratitud sincera, por que el maestro lo tenga en cuenta.

Es vestido conforme a su alta posición social, con ricos y coloridos ropajes. Unos colores con fuerte simbología: Por un lado el violeta o morado del abrigo está asociado al lujo, a la nobleza, pero también  a la espiritualidad, la piedad y la penitencia de repartir parte de sus bienes a los pobres. Estas características refuerzan la pureza interior de Zaqueo. Por otro el verde, color de la cofradía de Nuestro Padre Jesús entrando en Jerusalén, el color de la salud y la vida, de la incipiente primavera que a todos nos alegra.

En la ornamentación de las prendas que viste encontramos dos elementos, que simbólicamente también están entroncados con el Domingo de Ramos, como son las ramas de olivo, que podemos ver en la cenefa dorada que bordea el abrigo, y unas palmas en el pecho de la túnica. Por último la imagen se sitúa subida a una palmera tallada en madera de cedro blanco patinada, con capacidad para doce hojas de palma, pues doce fueron los apóstoles que acompañaron a Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén.

Otras imágenes realizadas para Villanueva del Arzobispo